5 Hábitos para impulsar la creatividad.

1. Acostumbra a tu equipo a escribir a mano y a dejar el ordenador cuando tienen que pensar

El hecho de ser emprendedor hace que tu mente siempre esté dándole vueltas a absolutamente todo. Escribir y/o pensar delante del ordenador está sobrevalorado. Cuando tengas una idea prueba a escribirla a mano en una pequeña libreta o en un trozo de papel. Esto te ayudará a asentar la ideas, a ‘pensar en voz alta’, pero plasmándolo en un trozo de papel, de tal forma que cuando acabes de escribir puedes a releer lo escrito. Cuando repases las ideas, las ideas importantes pásalas a notas adhesivas de colores en función del área del negocio con la que tengan relación y pégalas en una pared en la oficina donde todos los empleados puedan verlas.

2. Desordenad las ideas, dejad que se mezclen

En lugar de agrupar las notas por áreas de negocio, dedicando una zona a cada área de negocio, prueba a desordenar todas las notas. De esta forma, cuando os fijéis en una nota adhesiva para desarrollarla, siempre tendréis en su órbita ideas de otros temas que pueden a llegar a crear sinergías con temas que, a priori, no se les había dado enlace de unión. 

3. Poned las nuevas ‘grandes’ ideas en reposo durante un mes

Cuando salte la chispa con una nueva idea a partir de una sesión de brainstorming o con la práctica de las notas adhesivas, antes de tomar una decisión déjala reposar durante aproximadamente un mes. Ese tiempo te permitirá coger distancia de la idea y verla con un sentido mucho más crítico. A veces cuando estás desarrollando algo y te encuentras tan metido no eres capaz de ver sus deficiencias porque la quieres defender a “capa y espada”, pero el tiempo te permite esto mismo, coger distancia y poder volver a “moldear” esa idea.

4. Fomenta la multidisciplinariedad

Aunque cada uno sea el responsable de un sector de determinado de la empresa, intercambiad tareas, sobre todo cuando sintáis que estáis atascados en un punto. Esto os permitirá aportar ideas nuevas a diferentes temas y poner en ‘crisis’ el trabajo de otros. Aunque cada uno es el responsable de algo, siempre es importante perder esta responsabilidad y tener un sentido crítico que ayude a la mejora de la idea de negocio. 

5. Fomenta el cruce de consejos (constructivos) entre perfiles dentro de la plantilla

Un perfil muy creativo (piensa, por ejemplo, en un diseñador) o un financiero o un comercial o un profesional que viene del ámbito académico tienen formas distintas de ver la vida y afrontar los problemas y resulta útil fomentar que una persona con otro perfil te de su opinión de como haría una determinada tarea que quieres mejorar. En muchas ocasiones no sale nada aplicable, pero puedes llegar a grandes descubrimientos, como por ejemplo, aplicar metodologías de trabajo a los creativos que les ayuda a dispersarse menos y enfocarse en resolver un problema cada vez.

Podrás encontrar más artículos interesantes en: emprendedores.es

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s